3.27.2017

Un reloj que trae del pasado algo más que historia


La botella de whisky más antigua del mundo se denomina Old Vatted Glenlive, y pasó todo el siglo XX cerrada, de hecho data de bastante antes: del siglo XIX, en concreto de 1862, cuando su conservador, William Bayard Cutting, un millonario de New York la guardó a buen recaudo. Pero el pasado 14 de marzo se abrió por primera vez en Varsovia (Polonia) para una ocasión muy especial: de ella saldrán 50 gotas que irán a parar a otros tantos relojes de lujo. Estas gotas estarán colocadas en un compartimento específico, estanco (no, no es un reloj con su mecanismo bañado en whisky como si fuera aceite en un módulo digital) para un reloj que se empezará a vender el próximo 8 de abril.

El reloj -cómo no- se llama Whisky Watch, y es la unión de la marca de relojes suiza Louis Moinet, con la compañía polaca Wealth Solutions, dedicada a objetos de lujo. La estética del reloj quiere recordar a las antiguas máquinas a vapor y, de hecho, se han inspirado en esa época de la revolución industrial -de la que es contemporáneo el whisky- para hacer un guiño a los primeros días del ferrocarril y a la escocia del siglo XIX. Con todos estos precedentes podréis suponer que el reloj será caro, y mucho, en efecto: cada uno costará 45.000 $. Sí, hay que haberse tomado unos cuantos vasos de whisky para pagar semejante cantidad por un reloj.



| Redacción: RevistaRelojes.com / RevistaRelojes.blogspot.com | Gracias a Arcano por la pista

3.24.2017

Citizen presenta dos nuevas versiones de su reloj con Bluetooth


"¡Qué maravilla!", seguramente es lo primero que pensarás al verlo. Pues sí, un reloj con un diseño muy cuidado, muy refinado, muy moderno, y que incorpora tecnología Bluetooth y a los cuales, los existentes Citizen BZ1001 y BZ1006, se unirán a partir de verano dos nuevos modelos con correas de resina y caja metálica envolvente, los BZ1020 (BZ1020-14L y BZ1020-14E).

Ambos cuentan con tecnología Eco-Drive, por lo que no necesitamos ni cables de recargas, ni pilas, ni nada parecido. Pero eso no es todo, su aplicación, la Citizen Bluetooth Watch, nos permite filtrar llamadas de manera que no nos esté molestando "el relojito" a todas horas con notificaciones, pudiendo configurarlo para que sólo nos avise de la llamada (o de las personas) que nos interese.

Samsung mezcla relojería y smartwatches hasta límites de locura


Os lo adelanto: va a llegar un momento en que no sepamos distinguir si un reloj posee manecillas reales, o son figuradas. Es decir, si es mecánico, o un smartwatch. Samsung nos lo ha demostrado en este Baselworld, a donde ha llevado varios ejemplares conceptuales de "watchfaces" para su Gear S, las han mezclado con cajas, y también han puesto movimientos suizos con partes de smartwatch (por una cara el reloj clásico, y por la otra el smartwatch). Para desarrollarlas han contado con el especialista en relojería de lujo Yvan Arpa, y el resultado son unos modelos que, como no "pegues" los ojos a ellos, no sabrás si son mecánicos o si son simulaciones. Y es que no solo han puesto el movimiento de sus engranajes, sino que lo han combinado con cajas y biseles para enfatizar aún más el clasicismo y la imagen más conocida de un reloj mecánico convencional, poniéndoles diseños de cajas de los Gear a relojes mecánicos.

Lo dicho: acabarán haciéndonos pensar que dentro no hay nada electrónico. Lo que ocurre es que..., -pienso- ¿realmente se necesita llegar a tanto? ¿No es de tecnología, precisamente, de lo que deberían presumir con un smartwatch? Quizá es que ni ellos están convencidos de eso.

3.23.2017

Los relojes que más venden en Nixon son los más feos, ¿por qué será?


No sé por qué será, pero es así: los superventas de Nixon son los Nixon Porter, y los Nixon Charger. Los dos copan la mayoría de sus ventas (aunque no han difundido cuántas unidades concretamente) por encima de todos los demás, y sí: por encima incluso de sus nuevos y preciosos digitales.

No me preguntéis tampoco la razón, insisto, porque ni la sé ni la entiendo: el Porter es un reloj simplón y minimalista donde los haya, que sea guapo o feo lo entiendo, va en gustos, pero ni es práctico, ni funcional, "ni ná de ná". Es un reloj que te puedes encontrar a patadas en cualquier tienda de los chinos por 3 euros (por cierto, en Nixon cuesta 175 $, "el caprichito").

3.22.2017

Nuevas correas para el Apple Watch y sus variantes


Nuevas correas (algunas para las variantes Hermès) llegan al modelo de smartwatch de Apple, algunas de ellas son deportivas, compuestas de nylon. Asimismo, también reciben versiones muy llamativas y deportivas el Apple Watch Nike+, llamadas Nike Sport Bands y que se pueden adquirir por separado para el modelo más deportivo de Apple.

De este modo, para el Apple Watch "simple" encontramos el modelo Sport que ofrecen colores pastel, Classic (con un nuevo diseño de hebilla ajustable) y las Woven Nylon combinando franjas de varios colores.