6.22.2017

Ni un digital para Swatch


Swatch acaba de anunciar el anticipo de su nueva colección otoño/invierno 2017, en la cual presenta dos nuevas series: la Countryside, que quiere dar protagonismo al mundo rural, florido, y natural, con motivos florales y diseños muy femeninos, y la serie Swissness, cuyo protagonismo se lo llevará el país suizo, con diseños que evocan el paisaje, costumbres o personajes del país europeo.

Ya no llama la atención, por habitual, aunque es triste, que entre todos los modelos no hay ni siquiera espacio para un digital, ni siquiera una diseño para los relativamente lanzados Touch, o para los nuevos movimientos digitales de ETA. Es evidente que en Swatch no están por la labor.

6.20.2017

Cuando la elegancia roza la obscenidad


Dicen que es más importante ser que parecer, una frase con la que estoy totalmente de acuerdo. El problema es cuando realmente no eres nada, y quieres parecer mucho más de lo que eres. Si queríais ver eso expresado en un reloj, aquí lo tenéis. Porque eso es, precisamente, lo que les pasa a estos Calypso (Lotus-Festina), unos relojes de plástico, "simplones" (digitales, pero simplones), que pasarían por el mercado sin pena ni gloria sino fuera porque alguien en Calypso ha pensado en que estaría bien hacerlos pasar por relojes "de fibra de carbono". Y el catastrófico resultado salta a la vista.

Sobre el módulo no hay mucho que decir, realmente es un buen módulo (firmado por Epson, o sea, Seiko), y es archiconocido porque se utiliza en cajas y relojes de todo tipo y de un sin fin de marcas. Además, es un módulo muy completo y con una buenísima visibilidad, pero el resultado en estos nuevos Calypso K5681 es espantoso. Más aún cuando por semejante esperpento a uno le piden desembolsar 45 €, y es que esta es una de las cosas -entre otras- que explican por qué Casio sigue vendiendo tanto digital, aunque apenas tenga modelos buenos, y ni siquiera tenga opciones de cajas de metal. Y es que realmente, visto como está el mercado, rivales auténticos y serios tienen muy pocos.

6.07.2017

ODM no se olvida de los digitales


ODM es una más de esas marcas por las que siento especial debilidad, entre otras cosas porque -y hay que reconocérselo- son de los pocos que aún siguen apostando por los relojes digitales "bonitos y de calidad", y de los pocos también que tienen en su catálogo un LCA (uno de los más preciosos LCA, por cierto, el ODM Sunstich). Y es que en ODM tenemos parte de esa imaginería que tanto nos atraía en Casio, ahí están sus modelos Jupiter, el llamativo Illumi o el no menos impresionante Rainbow con chatbox incluido.

Mencionar también a los asombrosos Double Play, unos bonitos digitales en los que podemos elegir multitud de combinaciones de display (os añado una imagen para que veáis sus combinaciones disponibles), hasta seis, pudiendo disponer de partes de LCD en negrita, varias líneas de información, hora por las dos partes del reloj (mirando hacia un extremo y hacia el otro), formato que simula la escritura de la hora manual, o incluso un sombreado. Podemos ponerle los segundos, quitárselos, dejar toda la pantalla ocupada solo por la hora, añadirle el calendario en la pantalla principal...

6.06.2017

Bertucci le copia la idea a G-Shock (veinte años después)


Bertucci era una de mis marcas favoritas de relojes, y hablo en pasado porque aquellos fantásticos Durato digitales con caja de titanio hace ya tiempo -bastante tiempo- que dejaron de comercializarse y ahora, como la mayoría, este fabricante estadounidense famoso por sus relojes resistentes solo ofrece variantes analógicas. En ese aspecto sigue los pasos de Casio, pero no se quedan ahí: hace justo veintiséis años que Casio decidía empezar a reemplazar las cajas de metal de sus G-Shock (en 1996, con el DW-5600E) por las de resina reforzada con fibra de vidrio. Bertucci ha decidido seguir esos pasos y hacer algo muy parecido, sustituyendo las clásicas cajas de metal de algunos de sus modelos, por fibra reforzada en sus nuevos A-3P Sportsman Vintage Field (y otras series).

No se han quedado ahí, fijaros si siguen la estela de los G-Shock, que hasta copian la filosofía de hacer de metal el bisel (el frontal, ya sabéis que muchos G-Shock, aunque cuentan con bisel "de goma", tienen anillo o la parte frontal metálica) y la tapa de cierre.

5.17.2017

Nuevo Frédérique Constant Classic Worldtimer Manufacture


Con vistas a los que viajan mucho, y con un diseño muy convencional que es tan habitual en este tipo de relojes, Frédérique Constant pone a la venta su Classic Worldtimer Manufacture. Su calibre, de manufactura propia, es el FC-718, diseñado pensando sobre todo en su simplicidad. Es automático, con reserva de marcha de 42 horas, y 26 rubíes. Estéticamente destaca su subdial para la fecha (número del día del mes), a las seis, así como el mapamundi de fondo labrado sobre el mismo.

La caja, de 42 mm, es de oro rosa, en acero, mientras que los cristales (tanto el frontal como el trasero, de exposición) son de zafiro. La resistencia al agua del Worldtimer es de 50 metros.