2.02.2017

Nuevas -y bonitas- variantes digitales de Timex


Timex ha actualizado varios de sus modelos, y entre ellos están estas novedades que realmente son sumamente atractivas. La primera de ellas es la Timex Expedition Base Shock, una interpretación "a lo G-Shock" en un reloj resistente a los golpes, con bisel sobredimensionado (no de goma, como en Casio, sino de resina endurecida y atornillado), sistema de anclaje de correa para proteger el reverso del reloj a impactos, y resistente al agua 100 metros. No te esperes un G-Shock, en todo caso, por ejemplo: su cristal es de resina, pero también hay que tener en cuenta que el precio de éste (en torno a los 50 €) se acerca más a lo que es un Collection que a lo que es un G-Shock. De hecho Timex no piensa -ni quiere- hacerle la competencia a G-Shock, ellos juegan en otra liga con estos relojes, y solo quieren ser una alternativa que G-Shock actualmente no cubre (y de la que cada vez se aleja más, por cierto, más que nos pese a muchos).

Así y todo, los Base Shock tienen una combinación de colores muy acertada, partiendo de un único tono, Timex les dota de diferente saturación, y así obtenemos realizaciones tan bonitas como la variante azul (TW4B074009J) o la marrón (TW4B075009J).




Pero tampoco creas, no obstante, que han puesto ahí la leyenda "Shock" por antojo, sino que Timex los ha realizado cumpliendo el estándar de resistencia a impactos de la norma ISO, no es simple estética, por tanto, como ocurre en marcas chinas "de por ahí".

Sus especificaciones son básicas, pero muy completas, por lo que no echaremos en falta de nada: temporizador (de 24 horas, con repetición), cronógrafo (de 100 horas), alarma (tres, una con despertador), dos zonas horarias, día de la semana y del mes con letras (y con tres letras, por cierto) e iluminación EL, una tecnología propia de Timex que luego, como ya sabes, copiaran otros fabricantes (como Casio, sin ir más lejos).


El otro modelo, aunque más humilde, en lo personal me gusta mucho más: se trata del Expedition Chrono, un reloj que incluye una brújula analógica (con soporte propio, por cierto) al más puro estilo de algunos Casio de los años ochenta (hace lustros que Casio no hace un producto así). Diseñado para un uso continuado "y para sufrir los rigores del día a día", su correa de resina posee un bonito entramado, su display es claro, grande, fácil de leer y sus funciones muy completas: cronógrafo de nada menos que 100 horas, temporizador (también de 100 horas), tres alarmas (una con despertador), dos zonas horarias, y posibilidad de ajustar el reloj con un pulsador para incrementar y otro para decrementar dígitos. Con un precio que estará bastante por debajo también de los 50 €, dime tú si ésta no es una buena compra.

Timex Expedition Base Shock:


Timex Expedition Chrono:


Timex Expedition Base Shock Compass:


| Redacción: RevistaRelojes.com / RevistaRelojes.blogspot.com