2.17.2017

Puredial Square Legacy, porque no todo en Kickstarter es caro


No es la primera vez que traemos proyectos de relojería a RevistaRelojes, y lo hacemos porque, aparte de creerlo sumamente interesante, apenas nadie habla de ellos. Si consultamos cualquier magazine o web de relojería veremos que la mayoría se dedican a las marcas más renombradas, a las firmas suizas cuanto más elitistas mejor, olvidando proyectos independientes o realizaciones de otras firmas que también despiertan mucho interés y que, además, aprovechan plataformas como Kickstarter para lograr que sus relojes vean la luz que, de otra forma, no sería posible.

A eso hay que unir que un reloj así expuesto, en esa plataforma, si sale adelante es solo por una razón: porque la gente, los consumidores -o sea, los clientes que lo van a usar- quieren, al contrario que el resto de marcas donde son departamentos de diseño quienes lanzan el producto y luego "nos lo imponen". Puede que tengan éxito o no, pero es algo radical, "lo tomas o lo dejas", sin embargo en Kickstarter si te gusta un reloj puedes apoyarlo y, de haber otra gente interesada como tú, al final hacerte con él por un precio realmente interesante (bastante más barato, al menos, que si se adquiriese ese producto por los canales habituales). Tal vez por eso tengan ahí los relojes tantos éxitos, y tantas ventas.




Pero también es cierto que aquí os solemos poner los proyectos más llamativos que suelen ser, también, los más caros. Pero no es eso solo lo que hay, y no queremos que os llevéis una impresión equivocada, por ello os traemos hoy una muestra que representa a esa otra parte de proyectos, más humildes, pero que también tienen su público.

Precisamente a partir de este mes de febrero, la firma fundada por Ziv Nissimov, Puredial, con sede en Los Angeles (California) está comenzando a distribuir el reloj que han conseguido sacar adelante, el Puredial Square Legacy. Se trata de un modelo que se inspira en los relojes de 1860, con un curioso y llamativo cristal y cajas curvadas, cuadradas, para lo cual 48 patrocinadores han apoyado el proyecto para darle vida. No penséis que la cifra que soñaban alcanzar sus impulsores eran esas llamativas y asombrosas cantidades de decenas de miles de dólares, ni mucho menos. Bueno, realmente no era ni siquiera de decenas de miles: alcanzaron 5.596 $, poco más de lo que pedían, que tampoco era mucho: 5.000 $.


Cada participación suponía una contribución de 69 $, por ese precio uno tenía un modelo exclusivo con una garantía de nada menos que 5 años, bastante más barato de lo que van a pedir respecto a las unidades "extra" que fabriquen, que colocarán en el mercado por 250 $.

Obviamente, por 69 $ no hay que esperarse demasiado, de hecho buena parte del dinero se lo lleva la realización del reloj en sí, incluyendo el especial diseño de caja y cristal, pero bueno, tampoco es tan malo: estamos hablando de un calibre Miyota 2315 (de cuarzo, obviamente), y una resistencia al agua de 3 atmósferas (30 metros, lo que podríamos considerar "lo mínimo"). Pero cuidado, que la construcción del reloj por ese dinero no está nada mal: caja de acero inoxidable 316L (el acero de calidad utilizado en la relojería más elitista), cristal de zafiro con recubrimiento anti-reflectante, y Super-LumiNova para las manecillas. Además, el calibre ofrece función de fecha, en una ventana a las tres.


El Puredial Square Legacy tiene unas medidas de 42 x 42 x 12,40 mm (o sea, es totalmente cuadrado), y pesa 90,7 gr., un peso que demuestra la contundencia de su caja. Además, se pueden elegir varios tipos de correas y de colores. La colección incluye modelos en dorado, oro rosa o plateado, y podemos elegir cualquiera de ellas sin elevar el precio del reloj.

Para Puredial, este reloj demuestra "la simplicidad" y el valor de un movimiento sencillo, junto con un diseño que se inspira y, en cierta forma, interpreta, a los relojes de lujo.


Llama la atención que, por ese precio, no solo han conseguido una caja y un cristal con esa curvatura tan llamativa (y con un peso que, según sus creadores, es el ideal para "sentir" el reloj en la muñeca), sino que el fondo del mismo, incluidos los índices, siguen también esa bonita forma curvada. Gracias a la unión de todo ello, dicen, se consigue un efecto de reflexión de la luz según incida cuando miramos la hora muy armonioso y evocador. Como muchos de los proyectos de Kickstarter, sus impulsores ofrecen un "extra", en este caso se trata de incorporar una leyenda grabada, en la parte posterior del reloj, con una extensión de hasta 25 caracteres y en un lugar ya reservado para ello.

La verdad es que estas iniciativas de Kickstarter son cada vez no solamente más interesantes, sino un recurso valioso donde notar y sentir los latidos por donde deriva la relojería moderna, al margen de las multinacionales y las grandes firmas suizas, muchas veces tan alejadas de la realidad y habitando en su propia burbuja.














| Redacción: RevistaRelojes.com / RevistaRelojes.blogspot.com