7.14.2017

Nuevos Prospex de Seiko: Suunto y Pro Trek, pónganse las pilas


Con casi 400 € que cuestan los Casio PRW-3500 (419 € si hablamos de las variantes con armis) o los casi 800 € de los Casio PRW-7000, a uno ya no le parece tan caro que este modelo de la línea outdoor de Seiko (Prospex) se comercialice por unos 400 €. Y es que Seiko ha decidido ir en una dirección diferente a la que, al menos hasta el momento, parecen haber tomado en Pro Trek. Mientras que Casio apuesta con su último y novísimo WSD-F20 en relojes con sistema operativo externo (Android de Google), y en smartwatches de poca autonomía (un día y medio, poco más o menos, a un uso activo normal), en Seiko se han ido por un módulo propio y tecnología que combina Bluetooth con recarga solar (el de Seiko funciona con acumulador, por lo que no necesita ni enchufes para recargar ni pilas para sustituir).

Uno no se aclara muy bien qué es lo que nos quieren vender, porque cuando el máximo responsable de Casio explicaba que el WSD-F20 tenía suficiente energía para una salida a la montaña, y para satisfacer a la mayoría de aventureros, Seiko responde con un reloj donde uno de sus puntos fuertes es el contrario, la fiabilidad de un módulo solar.




Me resulta curioso que estos nuevos Seiko (SBEM001 y SBEM003, además de una preciosa edición especial SBEM005), que se anunciaron hace pocos meses (que acaban de salir a la venta el pasado mes de junio), tengan tantas cosas, a un precio tan competitivo, y ofrezcan tanta tecnología propia que, sin embargo, ya posee Casio, y en Casio no lo hayan hecho. Empeñados en sus módulos analógicos de Edifice con Bluetooth, y de G-Shock con GPS, se están olvidando de que les están adelantando por todas partes en la tecnología de módulos digitales que eran, precisamente, donde hasta hace no mucho destacaban.

Que Seiko les haya pillado "con el carrito de los helados" en estas nuevas y bonitas versiones es una llamada de atención, aunque sin embargo pienso que en Casio no escucharán.


Por estética, como ves, el módulo de Seiko se parece mucho a los últimos V3 digitales de la Pro Trek de Casio, pero con detalles que llevamos diciendo mucho aquí y que en Casio han ignorado por completo, como un día de la semana de tres letras, o la tecnología solar combinada con un módulo digital y Bluetooth. Nada de eso tienen en sus últimos relojes de Pro Trek, quieren seguir empeñados en vendernos sus analógicos que, cuando la brújula empieza a andar, ya se ha llevado el mapa el viento, o en sus smartwatches que, digan lo que digan, se siguen quedando demasiado cortos en autonomía (no culpa de Casio, obviamente, sino de Google, pero nadie les obligó a Casio a montar Android).

Lo más fuerte es que los nuevos Seiko ofrecen conectividad con el smartphone para quien lo necesite o lo prefiera, ofreciendo la posibilidad de incrementar notablemente la funcionalidad del reloj sin penalizar su autonomía ni la estabilidad de su sistema operativo. Y, cuando el smartphone nos diga "basta", podremos seguir usando el reloj tranquilamente y sin miedo, porque mientras haya luz solar, el reloj funcionará. Eso, que parece tan sencillo y simple, no lo han pensado en Casio, y nadie sabe por qué.


Nosotros llevamos mucho tiempo diciéndole a Casio la necesidad de un módulo de este tipo, y ahora que lo han lanzado en Seiko nos damos cuenta de lo acertados que estábamos.

El reloj de Seiko es, simplemente, alucinante. Apoyado por un smartphone, nos ofrece rutas a pie, bicicleta o "como prefiramos" con mapas incluso de tipo 3D, nos da información climática directamente en el display, tomando los datos del smartphone, incluyendo dirección, temperatura, viento, mareas... Todo en un golpe de vista. Obviamente, todo en un display digital, como tienen que ser estas cosas, y no con una "ruedita" esperando sentado "dos horas y media" a que la dichosa agujita se mueva para un lado o para el otro. Y si quieres saber otro tipo de información, a esperar otra vez sentado al movimiento de la dichosa agujita. Que no tengo nada en contra de ello, me parece genial que Casio lo ofrezca, pero no a costa de pasarle por encima a estos otros módulos que, desde tiempos inmemorables (y ahí están los Suunto) vienen demostrando que son enormemente superiores en ofrecer toda esa cantidad de datos a cualquier analógico, por mucho que se empeñen en Casio en vendernos la moto ahora de que eso no es así.

Si Seiko, que hace analógicos -y los hace muy buenos-, ha elegido como su último representante de esta línea a un digital, será por algo.








| Redacción: RevistaRelojes.com / ZonaCasio.blogspot.com