8.18.2017

Cuando necesitas cuatro minutos para poner en hora un reloj, es que algo pasa


Recuerdo en mi etapa de adolescente cuando adquiría un Casio F-91. El de la tienda me lo daba como quien te da un caramelo, y ni se preocupaba de facilitarte el manual (ni se molestaba siquiera en buscarlo). Daba lo mismo, porque si algo tenían esos antiguos modelos de Casio es que eran sumamente intuitivos. Yo no sabía siquiera ni para qué servía el cronógrafo, pero sí sabía ponerlo en hora.

De esta manera, a las primeras de cambio podía "probar" con los pulsadores, y sabía que había uno -aun sin conocer exactamente cual- que manteniéndolo pulsado, se accedía al "setting" del reloj.




Con la llegada de Pro Trek eso se fue complicando, pero seguía siendo "asumible". Pero ahora, con los ana-digi de G-Shock, la facilidad e intuición de los Casio se ha terminado.

Hace poco me encontré en Youtube un vídeo sobre cómo configurar la hora en un GWG-1000. Me fijé en él y me llamó la atención que, para hacerlo algo tan simple se necesitase un vídeo, más aún: que dicho vídeo durase encima 3:54 minutos con el fin de dar todas las explicaciones. Bueno, poner la hora al reloj (con fecha incluida) tarda en el vídeo poco más de 3 minutos, pero eso contando que sepas qué botones pulsar, y cómo manejar la corona. De improvisar "como antes" en un modelo de esos, olvídate porque la puedes liar gorda.

Es cierto que el GWG-1000 se ajusta solo y que tiene radio-recepción y todo lo que queráis, pero aún así es inasumible que sea tan laborioso ponerlo en hora.

Mucha gente piensa que, una vez puesto en hora, nunca más va a tener que tocarlo, y en muchos casos es así, pero a veces se necesita saber manejarlo porque podemos cambiar algo por error, necesitamos acceder a alguna función, o simplemente estamos en un lugar donde no se ajusta por sí solo.

Cuando miro mi Casio digital en mi muñeca, el cual a pesar de estar sobrecargado de menús y tener más funciones que muchos de los Premium de quinientos euros puedo configurar apretando dos botones, de forma simple, sencilla e intuitiva, me convenzo sin ningún género de dudas que esos "ana-digi" de nueva hornada no son para mí. Porque puede que, como ocurre a veces en Pro Trek, no sepamos manejar la mitad de sus funciones sin el manual en la mano, ni calibrarlo en un momento específico, lo cual es comprensible al ser relojes tan complejos. Pero que sin el manual uno no sepa ponerlo en hora, y aun con el manual tarde cuatro, cinco o diez minutos, eso, siendo Casio o la marca que sea, eso es, a todas luces y se den las excusas que sean, imperdonable.


| Redacción: RevistaRelojes.com / RevistaRelojes.blogspot.com