12.11.2017

Llegan nuevos modelos digitales de Tous


La firma Tous nos sorprende con modelos digitales y ana-digis muy originales y divertidos, dentro de sus colecciones I-Bear y D-Bear, destinados a un público femenino. Con cristal mineral, resistencia al agua de 30 metros y caja de acero, la correa simula un armis extensible, típido old-school pero, sin embargo, es de silicona. También hay opciones con armis metálico, que en este caso es laminado.

Se pueden encontrar en diferentes y atractivos acabados, entre ellos el oro rosa en diferentes combinaciones de caja y correa, dorado, y plateado.




Su punto más negativo es, sin embargo, sus precios. Por ejemplo los ana-digi modelo 700350140 nos cuestan 139 euros, pero si queremos elegir -más bonita- la versión íntegramente recubierta en color y con armis de metal, el precio se dispara hasta casi los 200 €, en concreto 189 €.

El detalle más hilarante es lo ridículo de su módulo: a pesar de su parte digital, el reloj solo ofrece la hora, un desperdicio de espacio y tecnología que, por los casi 200 € que cuesta, no tiene ningún sentido. Es cierto que en estética, sobre todo los modelos rectangulares (Tous 600350305, de la colección D-Bear) nos recuerdan aquellos digitales ochenteros sin segundero, pero parece ser que en Tous no se han enterado que ya no estamos en los ochenta y que no se pueden pedir esos precios ofreciendo tan poco.


No obstante los rectangulares son, de los existentes, junto con los cuadrados, los más completos, porque podemos visualizar los segundos y el día, además de disponer de pantalla con luz en su display. Son también algo más baratos, 155 €, pero por ese precio (por cierto, que en Estados Unidos ese modelo cuesta la friolera de 265 $) bien podrían haber ofrecido un brazalete de eslabones macizos, cosa que no es así y en realidad el brazalete es de láminas dobladas.

Los de caja cuadrada (D-Bear 600350275 y siguientes) son algo más completos, ofreciendo fecha completa, cronógrafo, alarma y luz, todo ello a un precio que ronda los 150 € para los más baratos (sin recubrimiento) y de 169 € los modelos con recubrimiento a color y armis.


En definitiva, relojes muy, muy bonitos (sobre todo los digitales rectangulares) pero también muy, muy caros y, ante todo, algo escasos en funcionalidad. Hay que reconocer, no obstante, que es una buenísima noticia que vayamos viendo digitales de este tipo en firmas de moda, tras tantos años de escasez. Parece ser que últimamente se están poniendo las pilas, nunca mejor dicho.













| Redacción: RevistaRelojes.blogspot.com